Sensibilidad química múltiple

Sensibilidad Química Múltiple (SQM) es un trastorno en el que la exposición a determinados agentes (detergentes, perfumes, radiaciones electromagnéticas…), provoca la aparición de síntomas como dolor, mareos, taquicardias, síntomas de ahogo o náuseas.

David Sojo psicólogo Que es la sensibilidad química multiple

Sensibilidad química múltiple

Sensibilidad Química Múltiple (SQM) es un trastorno en el que la exposición a determinados agentes (detergentes, perfumes, radiaciones electromagnéticas…), provoca la aparición de síntomas como dolor, mareos, taquicardias, síntomas de ahogo o náuseas.

Al no haber una causa orgánica, se pone en duda su existencia. Sin embargo, no es necesaria ninguna patología orgánica para que tu organismo reaccione de esa forma.

El principal problema es que la medicina no distingue entre enfermedad y mecanismo de defensa: aquella respuesta puesta en marcha por el propio organismo ante la enfermedad, que nada tiene que ver con ella. Sin embargo, al coincidir en el tiempo, se toma como parte de la enfermedad.

Por definición, una enfermedad, una infección o una lesión son amenazas para el organismo que desencadenan la activación de mecanismos de

defensa que pueden ser erróneamente atribuidos a la enfermedad. Por ejemplo:


  • Dolor: no es una propiedad de la lesión, sino la respuesta que pone en marcha el propio organismo cuando percibe riesgo para la integridad de la persona con el fin de inducirnos a llevar a cabo una conducta (no mover un brazo roto, quitar la mano de un radiador ardiendo…).
  • Náuseas: Lo que provoca el vómito no es la toxina, es la valoración que hace el organismo de la toxina.
  • Fiebre: la forma que tiene el organismo de combatir una infección, haciendo del cuerpo un lugar inhóspito para los microbios. 
  • Diarrea: puede ser provocada por el propio patógeno, pero también es un mecanismo para liberarse de forma rápida de aquello percibido como amenaza. 
  • Tos: el perro guardián de los pulmones, un mecanismo para expulsar material extraño de las vías respiratorias.


Este es el gran misterio de la sensibilidad química múltiple: se trata como si fuera una enfermedad cuando todas sus manifestaciones son, en realidad, mecanismos de defensa que no son parte de una enfermedad, sino del repertorio de defensa del organismo ante una amenaza percibida. 


Una cosa es la enfermedad y otra la respuesta del organismo para defenderse ante ella, que no depende de la gravedad sino de la amenaza percibida. Por ejemplo, según la ONS, al año mueren 7 millones de personas a causa de la contaminación, y ninguno tiene sensibilidad química múltiple. Los síntomas (dolor, taquicardias, ahogo…) son mecanismos de defensa, cuyo origen no es una patología orgánica, sino una percepción de amenaza.


Por otra parte, cabría esperara que, en las grandes ciudades, donde las personas están en contacto con más agentes contaminantes, hubiera más casos de sensibilidad química múltiple, y no es así.


La patología no está en el organismo de la persona, está en la relación que se establece entre la persona y el desencadenante: no existe NINGÚN agente (detergente, perfume, radiación…) con capacidad de provocar náuseas, dolor, taquicardias o mareos.


Esas respuestas defensivas se ponen en marcha SOLO Y SOLO SI hay una percepción de amenaza, una valoración de riesgo para tu integridad. No se ponen en marcha porque tengas una proteína revirada o una enzima rebelde.

Múltiple síntomas de la Sensibilidad química

Dolor

Nada puede provocar dolor, ni siquiera una grave lesión. El dolor es la respuesta que pone en marcha tu organismo ante aquello que interpreta como peligroso para tu integridad, para estimularte a llevar a cabo una conducta (apartarte, estar quieto…).

Si te quemas la mano con un radiador ardiendo vas a sentir dolor. Sin embargo, ese dolor no brota de la quemadura. El tejido quemado genera una señal que tu organismo interpreta como peligrosa (percepción), y reacciona provocando una sensación de dolor para que apartes la mano (reacción).

La quemadura no tiene la capacidad de provocar dolor. Si tu organismo no percibe esa señal de tejido dañado, como ocurre en el mal llamado síndrome de insensibilidad al dolor, esa quemadura no dolerá.

El dolor se siente en el cuerpo pero se origina en una interpretación de peligro. Sin esa interpretación, un proceso mental, no puede haber dolor.

Alergia al polen

El polen no provoca que se cierren las vías respiratorias, no tiene tal capacidad. Un asmático es una persona cuyo organismo ha percibido el polen como peligroso, por lo que constriñe las vías respiratorias para evitar su entrada. No es el polen, es la interpretación que hace el organismo del polen.

Fobia a las palomas

El miedo no brota de la paloma, nace de la interpretación que hace el organismo de ella.

Detergente

Un olor a detergente, por fuerte que sea, no puede provocar dolor. Éste nace de la interpretación que hace tu organismo de ese olor, el detergente no tiene el poder de provocar ninguna reacción.

 

Por lo tanto, el problema no son los estímulos o situaciones; tampoco tu organismo. El problema es la interpretación que hace tu organismo de dichos estímulos o situaciones. Las interacciones con la realidad SIEMPRE se dan a través del sistema perceptivo, un proceso psicológico que construye una realidad sobre la que basa sus respuestas.

El origen de la sensibilidad química múltiple no puede estar en un gen, una proteína o una enzima. Solo son correlatos, agentes que permiten la experiencia pero no la generan.

Buscar el origen de la sensibilidad química múltiple en una enzima o en una proteína, es lo mismo que buscar el origen de las mareas en las partículas del agua, dejando de lado la relación entre la Tierra y la Luna.

Parafraseando a Epicteto, no hay nada en la realidad externa que pueda generarte esas reacciones. Es la interpretación que hace tu organismo de ellos lo que las desata.

Múltiple síntomas de la Sensibilidad química

¿Tiene un origen psicológico la sensibilidad química múltiple? Si. Sin embargo, psicológico no quiere decir inventado, ni que te lo provoques a ti mismo, ni que podrías cambiarlo si realmente quisieras. Lo psicológico es lo que pone en marcha todas esas reacciones que hacen de tu vida un infierno.

Sin tener esto en cuenta, son muchas las investigaciones que se llevan a cabo para buscar qué parte del organismo provoca las reacciones.

Los estudios se centran en encontrar alteraciones biológicas como enzimas metabólicas o antioxidantes que indicarían una base orgánica de la SQM, descartando lo psicológico, como si todo lo que ocurre en nuestra interacción con la realidad no pasara obligatoriamente por ahí, y fuera incompatible.

Claro que hay cambios orgánicos, pero no son la causa, son correlatos tomados por causa

¿Tiene un origen psicológico la sensibilidad química múltiple? Si. Sin embargo, psicológico no quiere decir inventado, ni que te lo provoques a ti mismo, ni que podrías cambiarlo si realmente quisieras. Lo psicológico es lo que pone en marcha todas esas reacciones que hacen de tu vida un infierno.

Sin tener esto en cuenta, son muchas las investigaciones que se llevan a cabo para buscar qué parte del organismo provoca las reacciones.

Los estudios se centran en encontrar alteraciones biológicas como enzimas metabólicas o antioxidantes que indicarían una base orgánica de la SQM, descartando lo psicológico, como si todo lo que ocurre en nuestra interacción con la realidad no pasara obligatoriamente por ahí, y fuera incompatible.

Lógica de la creencia

Este estudio concluye que lo psicológico no está involucrado en la sensibilidad química múltiple porque no es posible explicarlo mediante el condicionamiento clásico. Estaría bien que publicaran otro artículo explicando cómo se relacionan esas personas con la realidad sin un sistema perceptivo, un proceso psicológico.

La psicología no se reduce al condicionamiento clásico.

El funcionamiento de la SQM se basa en la lógica de la creencia:

 

Aquello que hago en función de lo que creo

 

Si temes que un determinado agente pueda dañarte, creas un estado de alarma que puede hacer que tu organismo ponga en marcha reacciones defensivas. Y no digo que si crees que el detergente te va a dañar, te vas a crear unos síntomas imaginarios, no. Lo que se desencadena a partir de la creencia y las precauciones, es una reacción absolutamente real.


Tu empiezas a dudar y a tener miedo, tu organismo responde provocando una reacción defensiva (dolor, naúseas…), te asustas aún más porque compruebas que realmente te afecta, tu organismo acrecienta la reacción… y te metes en una rueda infernal.


También puede ocurrir al revés, que tu organismo perciba algo inocuo como amenazante y reacción defensivamente. Lo lógico es que tú te asustes reforzando la primera interpretación, haciendo que tu organismo exacerbe los síntomas, razón por la cuál te asustaras aún más…

 

Para la rueda

Imagina que tú y yo estamos en mi consulta. De repente se oye un fuerte ruido y te asustas. Me miras y ves mi cara de pánico.


¿Te asustarías más aún o te tranquilizarías?


Por el contrario, imagina que tú y yo estamos en mi consulta. De repente se oye un fuerte ruido, te asustas y yo te digo tranquilamente: es el vecino que está haciendo obras, no pasa nada.


¿Te asustarías aún más o te tranquilizarías?

¿Qué especialista trata la sensibilidad química múltiple?


Para superar la sensibilidad química múltiple no debes encontrar el santo grial orgánico que supuestamente la provoca, debes interrumpir el círculo de retroalimentación entre tu mente antigua y tu mente moderna, de manera que dejéis de asustaros mutuamente.

Si temes que la radiación de una pantalla o el olor a detergente te provoquen reacciones adversas, estás provocando un estado de alarma que hace más probable que acaben apareciendo.

Si tu organismo interpreta el detergente como peligroso y pone en marcha respuestas defensivas, y tu te asustas, la respuesta defensiva tenderá a exhacerbarse.

El trastorno existe y el sufrimiento que provoca, también. El error está en creer que si no hay fallo orgánico el organismo no puede provocar esos síntomas, negando lo psicológico sin saber de qué es. La causa de la sensibilidad química múltiple no está en la persona, tampoco en el ambiente. Está en la relación que se establece entre ambos. Que un psicólogo te ayude a restaurarla no quiere decir que tus síntomas sean inventados.

Todo tu sufrimiento parte de ahí. Luchas porque se reconozca tu sufrimiento pero, si te dan una incapacidad, jamás superarás la sensibilidad química porque ayudará a cronificar esa percepción que pone en marcha todas las demás reacciones y te hundirá cada vez más en el pozo del sufrimiento.

No son las cosas las que atormentan a los hombres,

sino la opinión que se tiene de ellas

EPICTETO DE FRIGIA

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita a nuestra páginaMás información