Niños y adolescentes

Educar hoy día no es fácil. Tienes millones de recursos (libros, series, cursos…) para manejar a tu hijo que en la práctica no son tan fáciles de aplicar.

Has probado a ser amigo, a ser duro, a castigar, a razonar, a explicar… pero no hay manera de encarrilarle.

Por una parte te sientes desbordado y por la otra incomprendido.

Desbordado porque ya no sabes qué hacer, e incomprendido porque ni el colegio ni los profesionales que has visitado han sido capaces de solucionar el problema.

Eso sin contar que más de uno ha insinuado que buena parte de la culpa es tuya…

La Terapia Breve Estratégica es el enfoque más eficaz para tratar los problemas de niños y adolescentes.

Enfoque basado en adaptar las estrategias y teorías al niño y a su entorno para, con ayuda de la familia y el colegio, ir solucionando los problemas de la forma más eficaz.

¿En qué puedo ayudarte?

TDAH

En base a unos test te dicen: tu hijo es hiperactivo.

¿Y?, ¿qué más?, ¿cómo le vas a ayudar? ¿sedándole con medicación?

Le llames como le llames, está claro que tu hijo tiene unas dificultades que no se van a arreglar con esos fármacos.

La forma más inteligente de abordarlo es tratar esas dificultades. Si tiene problemas en el aula habrá que ir al colegio, hablar con los profesores y solucionarlas. Si es impulsivo, vamos a tratar esa impulsividad. Si no para quieto, si no obedece, si se enfrenta a los adultos… vamos a trabajar todo eso.

Esa es la forma más eficáz de tratar el TDAH, solucionar todas esas parcelas en las que tiene dificultades. La medicación como mucho puede servir de apoyo en casos difíciles, pero no como tratamiento base.

Agresivo, desafiante, se comporta mal…

Niños que se creen con derecho a todo y con deber a nada. Niños imposibles de manejar en casa y en el propio colegio. Niños que incluso acaban agrediendo a sus padres.

Las estrategias de ordeno y mando no son la solución porque hacen que el niño se revele aún más. Y son útiles mientras le domines físicamente, cuando llegue a la adolescencia la confrontación directa puede acabar en pelea.

Lo hecho hasta ahora no ha funcionado. Si sigues haciendo lo mismo, vas a obtener lo mismo. Yo te voy a enseñar la manera de tratar a un pequeño dictador para ir encarrilándole.

Un trabajo conjunto con el colegio es lo que hará que los resultados lleguen.

Trastornos ansiosos

Tu niño no soporta separarse de ti… Tiene miedos, fobias u obsesiones…No acaba de encajar con los otros niños o incluso es marginado por ellos…

La ansiedad infantil puede tomar muchas formas y tiene muchas similitudes con la adulta. La mayor diferencia está en el tratamiento. Hasta los 12 años la dependencia de los padres es crucial, por lo que su implicación en el tratamiento es necesaria.

Hay que estudiar cada caso, pero con frecuencia la mejor opción es no llevar al niño a consulta. Al hacerlo el niño toma aún más conciencia de que tiene un problema.

Tratarlo a través de los padres, con pautas que dan vuelta a esos comportamientos, es una herramienta muy potente que hará que el niño viva esas situaciones de otra forma y aprenda a desenvolverse con soltura.

Aún mea la cama

Intentas que no tome líquidos a la noche, le recuerdas que vaya a mear antes de dormir, le despiertas a media noche… pero el problema ahí sigue.

La enuresis puede ser de origen orgánico (pocas veces) o psicológico. Y más que psicológico yo diría comportamental o relacional.

El problema puede ser que el niño no ha aprendido a manejar los esfínteres y hay que enseñarle de forma que vaya aprendiendo a conocer las señales de su cuerpo.

Otras veces se debe a patrones de comportamiento, llamadas de atención, nacimiento de hermanos, situaciones traumáticas… en las que hay que conocer bien el problema para manejarlo de la mejor manera.

Cuando no quiere hablar

El mutismo selectivo es cuando un niño que sabe hablar deja de hacerlo sin motivo aparente.

Tú te vuelcas en entender qué le pasa, intentas encontrar esa razón que le lleva a no querer hablar, le animas a hablar, incluso le has echado alguna bronca… pero nada funciona, sigue sin hablar.

Hay que analizar dónde ha dejado de hablar y cuál es la solución que has puesto en marcha, que normalmente se resume en una: intentar que hable.

A partir de ahí se idea la forma de hacer que vuelva a hablar sin pedírselo. Porque es precisamente pedírselo lo que mantiene el problema al hacer que el niño tenga atenciones que no tendría si hablara normalmente.

El problema se puede solucionar en poco tiempo.

Anorexia juvenil

Cuando una niña no deja de perder peso, tratas de ayudarla con todas tus fuerzas y ves que lejos de mejorar empeora, comiendo menos y llevando al extremo su relación con la comida, es momento de pedir ayuda.

Son trastornos complicados que requieren la implicación de toda familia. Por una parte ella ha de restablecer una relación sana con la comida, comer es un placer y ella lo ha convertido en un infierno. Por otra los padres han de aprender a manejar a su niña, algo complicado pero esencial.

Las clínicas de internamiento funcionan en muy pocos casos, cuando no los empeoran. No se trata de obligarla a comer ni de que entienda que hay que comer. El foco a de esta en hacerla sentir, ha de recuperar el placer por comer y eso no se consigue explicando.

Trastorno obsesivo compulsivo

Cuando tu hijo no puede dejar de lavarse por miedo a contagiarse, o no soporta que toquen sus cosas, o no es capaz de tolerar el más mínimo desorden, o se pasa horas para hacer algo que se hace en minutos, o padece molestos tics… Los atascos pueden ser infinitos.

Problemas que pueden ser muy limitantes a la hora de llevar una vida normal, y que si no se solucionan suelen ir a peor.

Explicar, castigar o chillar no soluciona el problema. Es necesario conocer bien al niño y sus manías para darle vuelta al comportamiento. Con ayuda de los padres se idean estrategias que le hagan sentir que hacer eso no es necesario, porque todo lo que sea explicar u obligar no funciona.

Procesos de divorcio

¿Cómo está encajando tu niño la separación? Ves comportamientos raros, sus notas han bajado, no sabes cómo responder a esas preguntas que te hace…

Los procesos de divorcio son situaciones estresantes también para los niños. De una manera u otra les va a afectar. Un que progenitor se va, cambio de casa, unas rutinas que ya no están…

Pero forma parte de la vida y de su aprendizaje, lo importante es ayudarle a manejarlo para que pueda volver a equilibrar su vida de nuevo.

Si los padres son capaces de atender a sus necesidades se puede volver a establecer un equilibrio y un entorno en el que el niño se sienta otra vez seguro y pueda seguir desarrollándose plenamente.

Migraña infantil

¿Se queja tu hij@ de dolor de cabeza? ¿Has consultado con los especialistas y no ha mejorado?

Los tratamientos actuales para la migraña no funcionan, nadie cura su migraña con fármacos y un niño no va a ser diferente. Con el agravante de empezar a tomar esas drogas desde tan pequeño.

En el apartado de migraña te explico las causas y su tratamiento. Con niños el tratamiento es parecido pero acorde a las necesidades de un niño.

¿Alguna duda?

15 + 6 =