Vaginismo

Vaginismo

En el vaginismo se contraen los músculos que rodean la vagina, provocando dolor e impidiendo o dificultando la penetración. La persona trata de relajarse para lograrla pero cuanto más lo hace, peores son los resultados.

Hay una respuesta condicionada que hace que la vagina se cierre automáticamente con el mero hecho de acercarse. El inicio del problema no es lo determinante, la clave está en darle la vuelta a ese reflejo que está impidiendo la relación sexual.


Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *