Seleccionar página

Sexualidad

 

La iglesia ayudó a que el sexo fuera aún más placentero

Giorgio Nardone

 

Suena raro, ¿verdad?

El enorme poder de influencia que tuvo la iglesia a lo largo de la historia hizo que nadie escapara a esa visión del sexo pecaminoso. Si eres joven quizá no lo aprecies, pero pide a cualquiera nacido antes de los años 40 que te cuente si la visión del sexo ha cambiado…

Lo prohibido siempre es más atractivo y excitante, lo que no puedes tener es lo que te atrae irremediablemente. Y en aquel contexto las patologías relacionadas con el sexo tenían que ver con lo impuro e inmoral.

Las patologías dependen en gran medida de la sociedad. Por ejemplo, las teorías de Freud surgen en la época victoriana, en una sociedad marcada por los tabúes entorno al sexo. En aquello época ninguna mujer consultaba a su médico o psiquiatra porque no llevaba al orgasmo. Los problemas se relacionaban con el pecado, las consecuencias de no poder contenerse…

Hoy en día eso es menos común, la sociedad está en el otro extremo; ahora el sexo no es un tabú. La publicidad, el cine… el sexo ya no se esconde.

Y en este entorno las patologías también han cambiado. Estamos instalados en la obligatoriedad de disfrutar del sexo, de tener soberbios orgasmos y extraordinarias aventuras sexuales. De lo contrario tu vida sexual será considerada mediocre.

Este nuevo escenario nos lleva a una categoría diferente de problemas relacionada con el control de la respuesta sexual.

Muchas de las patologías sexuales de hoy día están relacionadas con el intento de controlar una respuesta sexual que es autónoma; y el hecho de intentar controlarla lleva al fracaso absoluto.

Tratar de llegar al orgasmo lo dificulta. Tratar de tener una erección la inhibe.

Teniendo en cuenta este marco general de nuestros días y el problema particular de cada paciente, se hacen intervenciones individualizadas para, en la mayoría de casos, no curaro aportar algo nuevo al paciente; si no para reencauzar una respuesta sexual que ya posee.

Trastornos del deseo sexual, de la excitación, los problemas orgásmicos, el dolor en las relaciones… en un altísimo porcentaje no tienen un origen orgánico y ni infantil. Se relacionan con soluciones disfuncionales que están inhibiendo una respuesta sexual adecuada.

 

 

Relaciones sociales

 

Si hay un secreto del éxito, reside en la capacidad para apreciar el punto de vista del prójimo y ver las cosas desde ese punto de vista así como del propio.

Dale carneglie

 

El amor y las relaciones son una de las mayores fuentes de problemas del ser humano:

  • Los hombres van a lo que van
  • No hay quién entienda a las mujeres
  • Cómo me acerco a él sin que me vea como una fresca
  • Me encanta esa chica pero no me atrevo a decírselo
  • Ese compañero de trabajo que te hace la vida imposible
  • Tu jefe

¿Te suena?

Las relaciones amorosas y no amorosas, entre personas, no son en el fondo tan complicadas. El problema es que la sociedad y Hoolywood te condicionan y te enseñan muchas patrañas que te complican la vida.

Aprender a relacionarte es una de las mejores cosas que puedes hacer por ti. Las personas nos alimentamos de personas, sin el resto del mundo no eres nadie.

En tu trabajo vas a estar con personas, si produces algo te lo van a comprar personas, si quieres formar una familia va a ser con otra persona, si necesitas un favor te lo va a hacer otra persona…

Nuestro mundo no tiene sentido sin los demás, para todo. Pero paradójicamente las relaciones con los demás son nuestra mayor fuente de problemas.

La buena noticia es que puedes aprender a relacionarte. Puedes y debes, porque tu vida va a girar irremediablemente entorno a ello.

  • A ligar, seas hombre o mujer, te gusten los hombres o las mujeres, se aprende; y ya te adelanto que para atraer una persona a tu vida, tienes que tener una vida. Debes ser una naranja entera, nada de medias naranjas…
  • A tratar con tus compañeros de trabajo se aprende.
  • A tratar con tu familia se aprende
  • A tratar con tus hijos, también
  • ….

 

Así que si no estás satisfecho con tu vida amorosa o relacional, lo mejor que puedes hacer por ti es dar un giro y aprender cómo funcionan las relaciones humanas lejos de Hollywood.

Si quieres saber más, escríbeme!

Pregúntame lo que quieras sobre tu problema