Sexualidad

La iglesia ayudó a que el sexo fuera aún más placentero

Giorgio Nardone

Suena raro, ¿verdad?

Pues es así, la iglesia le daba mucho más morbo a todo lo relacionado con el sexo. No hay como prohibir algo para que se vuelva irresistible.

Tocarse, fornicar o pensar en hacer alguna cosilla con tu vecina/o eran prácticas de alto riesgo. Consecuentemente las patologías relacionadas con el sexo, estaban en comunión con ese entorno.

En aquella época nadie iba al médico porque no llegaba al orgasmo o porque quería reavivar la vida sexual con su pareja.

Pero ahora… ¿qué es lo que ha pasado ahora?

Que nos hemos pasado al otro extremo. Ahora debes tener orgasmos espectaculares, echar 7 en una noche, tener mínimo 3 parejas de emergencia en caso de aburrimiento…

Ahora, tener un sexo prodigioso es la norma, sino estás descatalogado.

Y esa presión no es nada buena. Lo de antes era malo si, pero lo de ahora, si no es bien llevado, también hace mucho daño.

 

Todo esto nos hace sentir mal cuando los demás alardean de sus proezas; nos hace tratar de intentarlo aún más, pero cuanto más lo intentas menos lo consigues.

El miedo a quedar mal con esa pareja, a no ser lo bastante hombre o a no tener 17 orgasmos seguidos, convierte el sexo, uno de los grandes placeres de la vida en un infierno.

Ese es el origen del 98% de las patologías relacionadas con el sexo, porque las que tienen una causa orgánica son las menos.

La buena noticia es que son relativamente fáciles de solucionar, porque está todo bien, sólo hemos de reencauzar esa respuesta natural que se ha visto alterada por la situación.

Relaciones sociales

Si hay un secreto del éxito, reside en la capacidad para apreciar el punto de vista del prójimo y ver las cosas desde ese punto de vista así como del propio.

Dale carneglie

El amor y las relaciones son una de las mayores fuentes de problemas del ser humano:

  • Los hombres van a lo que van
  • No hay quién entienda a las mujeres
  • Cómo me acerco a él sin que me vea como una fresca
  • Me encanta esa chica pero no me atrevo a decírselo
  • Ese compañero de trabajo que te hace la vida imposible
  • Tu jefe

¿Te suena?

Las relaciones amorosas y no amorosas, entre personas, no son en el fondo tan complicadas. El problema es que la sociedad y Hoolywood te condicionan y te enseñan muchas patrañas que te complican la vida.

Aprender a relacionarte es una de las mejores cosas que puedes hacer por ti. Las personas nos alimentamos de personas, sin el resto del mundo no eres nadie.

En tu trabajo vas a estar con personas, si produces algo te lo van a comprar personas, si quieres formar una familia va a ser con otra persona, si necesitas un favor te lo va a hacer otra persona…

Nuestro mundo no tiene sentido sin los demás, para todo. Pero paradójicamente las relaciones con los demás son nuestra mayor fuente de problemas.

La buena noticia es que puedes aprender a relacionarte. Puedes y debes, porque tu vida va a girar irremediablemente entorno a ello.

  • A ligar, seas hombre o mujer, te gusten los hombres o las mujeres, se aprende; y ya te adelanto que para atraer una persona a tu vida, tienes que tener una vida. Debes ser una naranja entera, nada de medias naranjas…
  • A tratar con tus compañeros de trabajo se aprende.
  • A tratar con tu familia se aprende
  • A tratar con tus hijos, también
  • ….

Así que si no estás satisfecho con tu vida amorosa o relacional, lo mejor que puedes hacer por ti es dar un giro y aprender cómo funcionan las relaciones humanas lejos de Hollywood.

Cuéntame tu problema

15 + 15 =