Psicología y psicoterapia para adultos

La vida es una superación continua de pruebas para las que no estamos preparados. Si en algún momento de ella no has necesitado un psicólogo es que no has vivido. La persona que vive, que se esfuerza por mejorar, por crecer… tiene problemas.

Adultos

Superación

Las personas no siempre estamos preparadas para superar determinados sucesos de la vida. Porque nadie está preparado para afrontar la muerte de un ser querido, el abandono de unos padres, superar una violación, manejar un ataque de pánico, ser capaz de superar un trastorno compulsivo, la sensación de tener una vida vacía, una profunda depresión, etc.

¿Por qué acudir a un Psicólogo?

Por tanto, lo más normal es que a lo largo de tu vida vayas a necesitar la ayuda de una persona externa a tu vida que sea capaz de devolverte al camino y sacar lo mejor de ti; una psicoterapia de adultos porque tú sólo lo vas a tener muy complicado.

Contactar

En mi consulta de Bilbao trabajo aquellos problemas que aquejan a las personas adultas, desde problemas concretos a problemas inespecíficos que refieren más a buscar un sentido a vida.

Lo que tienen en común todas estas personas es que necesitan una psicoterapia a medida: su pasado, su forma de ver la vida, lo que desean… ha de ser integrado en la psicoterapia para lograr los mejores resultados.

¿En qué puedo ayudarte?

Entradas del blog relacionadas:

Sexualidad: la mente contra la naturaleza

Aunque no nos demos cuenta, prácticamente todo lo que hacemos está relacionado con el sexo, todo está encaminado a pasar nuestros genes a la siguiente generación. El sexo es lo que asegura la perpetuación de las especies, y por lo tanto tiene una...

No vendas tu alma

Un funcionario de Satanás instruye a su sobrino, un joven diablo, explicándole los medios y recursos más idóneos para conquistar y dominar a los hombres y mujeres. En una de estas cartas sugiere: "Haz de manera que piensen siempre en su pasado; en las...

Miedo a volar

La ansiedad tiene dos caras: una buena y otra no tan buena. Una que te activa y te ayuda a hacer frente a peligros; otra que te bloquea y te limita a la hora de dar una respuesta adecuada. Todos somos un poco ansiosos, es más, un nivel de ansiedad es...