¿Llevas años a dieta y no has logrado bajar de peso?

Eso te pasa básicamente porque tu organismo es una maquina biológica perfectamente diseñada para que mantengas tu peso.

Bajar de peso es luchar contra una de las mayores fuerzas de la naturaleza.

  • Te cuentan que la culpa es de tu metabolismo, que es perezoso.
  • Te cuentan que lo que te falla es la fuerza de voluntad.
  • Te cuentan que debes hacer más deporte.

No te cuentan que tu metabolismo no es algo estático. Va cambiando dependiendo de tu actividad y de la calidad y cantidad de lo que comes.

No te cuentan que una dieta jamás debería estar basada en la fuerza de voluntad. Comer es un placer y si no aprendes a manejar esa parte de disfrute vas a tener muchos problemas para controlar tu peso.

No te cuentan que cuánto más ejercicio haces, más se pone tu organismo en modo ahorro.

En definitiva, todas las dietas funcionan. Por un tiempo, eso sí. En cuanto has bajado unos kilos entran en juego esas fuerzas equilibradoras que hacen que no bajes ni un gramo más.

Yo he estado ahí.


Este soy yo con 8 años. Siempre fui un niño gordo, hasta los 15 años que empecé a andar en bici. Pero andar en bici por sí mismo no me hizo adelgazar. Yo había sido siempre gordo y mi cuerpo se resistía con todas sus fuerzas a perder grasa.

Fui a dietistas, médicos deportivos, no deportivos… y la única recomendación era:

come menos y entrena más

Yo hacía aquello y me costaba horrores adelgazar, no entendía nada. Me tragué lo de mi metabolismo lento, lo de comer menos, lo de entrenar más… ¡todo!

Poco a poco fui descubriendo otras perspectivas, fui probando otras formas de comer, fui estudiando… vi lo que funcionaba y me di cuenta de que cometemos muchos errores a la hora de tratar de adelgazar que nos meten en más problemas de los que teníamos.

¿Cuál es tu problema?

Tu problema es que tu cuerpo se autorregula, y cada vez que te pones a dieta haces que se regule un poco más, haciendo que sea imposible bajar de peso, o bajando 3 pero recuperando 4… en una rueda que no termina.

Yo te recomiendo encarecidamente comer sano, pero si quieres adelgazar lo primero que tienes que hacer es salir de esa rueda, aprender que:

  • Los alimentos no engordan por si mismos, quedarse en las calorías es muy limitante porque es tu organismo el que “decide” si ese alimento engorda o no, acelerando o enlenteciendo el metabolismo.
  • Una manzana no siempre engorda lo mismo. Va a depender del ejercicio que hayas hecho ese día, de la temperatura, de cuánto has comido en las horas anteriores… con todo eso tu organismo va a decidir si guarda más o menos.
  • Una dieta basada en porciones, gramos y horarios establecidos jamás podrá adecuarse a las necesidades de tu organismo. Tu única salida es escuchar a tu cuerpo y aprender a manejarle.
  • Tus michelines no son algo molesto que tienes ahí. La grasa tiene un papel importantísimo en tu organismo, no es un almacén pasivo. Es muy parecido a un órgano de tu cuerpo que segrega hormonas e influye en la respuesta de hambre y saciedad.
  • Todas la dietas funcionan por un periodo corto. Tu problema es aprender a mantener una forma de comer que esté en armonía con tu cuerpo y que sea sostenible a largo plazo.

¿Cómo se consigue eso?

Aprendiendo. Debes aprender a comer y a reconocer las señales de tu cuerpo. No esperes que una dieta preestablecida diciéndote los gramos que has de comer a cada hora se va a adecuar a ti.

Conociendo tu historia y tu relación con la comida. Debes aprender a llevarte bien con la comida, porque comer es un placer y tu organismo ama comer por encima de todas las cosas. Si no logras eso, estás jodido.

Cuéntame tu problema

12 + 4 =